Oda a las mamás

Oda a las mamás

Ni perfecta.

Ni la peor de todas.

Soy la que puedo, la que me sale.

La que ama incondicionalmente.

La que pierde la paciencia.

La que no quiere que crezcan tan rápido.

La que siente culpa.

La que está dispuesta a aprender de sus hijos.

La que escucha.

La que exige.

La que necesita de la soledad.

La que se cansa de la demanda.

La que se cuestiona.

La que revisa.

La que pide perdón.

La que quisiera disfrutarlos más.

La que a veces desearía volver el tiempo atrás para hacer algunas cosas de otro modo.

La que intenta acompañar.

La que intenta reparar.

La que elige estar presente.

La que pretende evolucionar.

Soy la mamá que puedo ser.

Pero lejos de conformarme con eso intento ser mejor mamá cada día.

No nos castiguemos.

Seamos más amorosas con nosotras mismas y con otras madres.

Lo hacemos lo mejor que podemos cada día.

Ellos no nos necesitan perfectas.

Nos necesitan humanas.

Autor: desconocido.

Si eres madre y estás leyendo esto, sabes de lo que te hablo. Si eres padre, seguramente también. Desconozco quien lo ha escrito, pero considero que resume perfectamente lo complicado que es ser madre y a la vez lo apasionante y maravilloso que es tener a una de estas personitas en tu vida. Desde el amor, se hace más fácil, pero sigue siendo todo un reto. Y ya sabes que todo reto conlleva esfuerzo, pasión, asumir errores, perdonarse y volver a intentarlo. Trata de disfrutar de este precioso camino. Ánimo mamás, lo estamos haciendo bien.

Artículo elaborado por Ana Piñar (Psicóloga Sanitaria y directora del centro).